viernes, 2 de enero de 2015

2015


Bienvenido 2015.
Sólo puedo pedirte que seas igual de bueno que el anterior.

2014 ha sido especial. Ha sido muy bueno y muy raro, lleno de sentimientos, cambios y decisiones difíciles que tomar.
Casa nueva e independencia, otro trabajo que me hace feliz aunque me vaya a dejar calva de estrés, incorporaciones a mi círculo de amistades y por fin buenas noticias familiares que me hacen estar orgullosa de mis hermanas.

Ha sido un año intenso lleno de noches reversibles vagando por Madriz, de viajes inesperados y de mucho YOLO. Ha sido año de dejar que fluya.

Este año he descubierto lo difícil que es a veces tomar decisiones racionales, que no importa mucho si haces las cosas bien o mal mientras te sientas bien contigo mismo. Todo pasa por alguna razón, y no hay que arrepentirse de nada, hay que aprender de los fallos y seguir adelante.

A 2015 no puedo pedirle nada porque las cosas tengo que conseguirlas sola.
Se que me espera un año muy duro de trabajo y fines de semana eternos sin descanso.
Quiero otro verano genial, más viajes de los que se planear unos días antes, pelo largo y tranquilidad emocional.

Y como siempre, cuando sea demasiado difícil pensar por las noches, me aferraré a Edgar Alan Poe, Bukowski, Shakespeare, Pirandello y Harry Potter en modo nostalgia xD. Y a Dorian, Love of Lesbian, Arctic Monkeys, Lori Meyers y Sean Paul.

6 comentarios:

¡Muchisimas gracias!